0

Ilustración infantil. Elsa la lista, de Wilhelm y Jakob Grimm

segund

Nueva imágenes de cuentos clásicos.

Ilustraciones realizadas con medios digitales, para la editorial digital Cubaliteraria. En el años 2013

Pero mientras esperaba a que

se llenase el jarro, para no tener los ojos sin hacer nada empezó a mirar por todas partes, pared por pared, hasta llegar al techo. ¡Y descubrió, justo encima de su cabeza, una piqueta que los albañiles habían dejado allí por descuido!

Y ya tienen ustedes a Elsa la Lista llorando a más no poder mientras pensaba: «Si me caso con Juan y tenemos un hijito y, cuando sea mayor, lo mandamos a buscar cerveza aquí abajo,

¡esa piqueta puede muy bien caerle

en la cabeza y matarlo!».

0

Ilustración infantil. Elsa la lista, de Wilhelm y Jakob Grimm

quinta

Nueva imágenes de cuentos clásicos.

Ilustraciones realizadas con medios digitales, para la editorial digital Cubaliteraria. En el años 2013

Y al saber que la causa del llanto era el hijito que a lo mejor llegaba a Elsa

a tener algún día y que podría muy bien morir si la piqueta acertaba

a caerle encima justamente

en el momento en que estuviese

allí sentado esperando por la cerveza, exclamó:

—¡Ah, eso es lo que se llama precaver! ¡Qué lista es nuestra Elsa!

Y se sentó también a llorar con

los otros.

Mientras tanto, Juan estaba allá arriba esperando. Por fin se dijo,

en sin que nadie regresara: «Seguramente que estarán esperándome. Mejor será que baje

a ver qué se traen entre manos».

0

Ilustración infantil. Elsa la lista, de Wilhelm y Jakob Grimm

ocho

 

Nueva imágenes de cuentos clásicos.

Ilustraciones realizadas con medios digitales, para la editorial digital Cubaliteraria. En el años 2013