0

publico

Técnicas: Recursos tradicionales, como la aguada, tinta china, pastel, plumilla sobre papel y técnicas digitales.

Cantidad de obras: Veintiocho piezas, de ellas trece dibujos tradicionales sobre cartulina y quince ilustraciones híbridas con medios digitales y tradicionales.

Formato: Variados. Dibujos de 50×70 e ilustraciones de formato A4.

Esta muestra compendia mi trabajo como artista plástica e ilustradora, dos aristas que he tratado de congeniar desde mi graduación en San Alejandro. El dibujo es el puntal de todo mi ámbito creativo, está muy presente en toda mi obra y es el puente que me permite conciliar dos mundos que tienen puntos en común pero también sus particularidades: el de la creación plástica y el de la ilustración. Por esta razón titulé así la exposición, para evocar esa dualidad en la cual me desenvuelvo, como un espada de doble filo que corta en dos direcciones. Y la imagen de la espada no es casual pues me apoyo en aquella presentación que hiciera José Martí de sus versos sencillos, a propósito de cómo él cree que debe ser el verso.  Se me hace que al igual que el verso, la imagen plástica ha de ser como una espada reluciente que al envainarse al Sol, se rompe en alas; y sin dudas —tal como él lo dijo— así como lo es el poeta, el artista plástico cuando está creando es como un guerrero que va camino al cielo.

A través de esta selección de obras será posible conocer las particularidades de cada medio y los puntos de encuentro, mostrando un amplio registro expresivo: desde los dibujos con motivos y facturas generadas desde sinceridad casi brutal de lo íntimo, despojados de cualquier atadura,  que no suponga la absoluta manifestación del ser  introspectivo,  hasta la imágenes poéticas concebidas para servir de apoyatura al discurso del otro en un ejercicio interpretativo, desde la adhesión a la voz grafiada, al mundo referencial de quien escribe y la lealtad a sus propósitos, conceptuales y estéticos, pues más allá de sí misma esa imagen se debe a una obra mayor: el libro como objeto autónomo en sí mismo.

En el caso de las ilustraciones, irán acompañadas en el pie de obra con información sobre el texto que ilustra, el nombre del libro y la editorial de manera que sirva como acicate para búsqueda de nuevas aventuras literarias por parte del espectador. Igualmente el hecho de exponer obras facturadas tradicional y digitalmente permite conocer las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías de generación de imágenes, que amén de ser una realidad ineluctable no dejan de ser controversiales y pueden dar pie a la reflexión sobre sus beneficios y limitaciones, sobre todo en el ámbito pedagógico de las artes plásticas donde hay herramientas que los estudiantes deben dominar aún cuando puedan tener a su alcance las bondades de la tecnología, pues en eso está en juego la veracidad de lo artístico y verdaderamente creativo.